Facebook abre oficina en Israel y compra allí su tercera ‘start up’

Onavo es la última confirmación de  la definición de Israel como ‘Start Up Nation’. Creada hace sólo tres años y en la que se ha invertido apenas trece millones de dólares, Onavo ha sido comprada por Facebook por un valor estimado entre 150 y 200 millones de dólares.

Además, la ‘start up’ israelí se convierte en la puerta de acceso de la empresa de Mark Zuckerberg para crear su primer centro de investigación y desarrollo en Israel.

“Estamos contentos de anunciar que Facebook ha aceptado la compra de nuestra empresa”, con este mensaje los dos jóvenes fundadores de Onavo, Guy Rosen y Roi Tiger, confirmaban los rumores en torno a una compañía que hoy emplea a más de 30 trabajadores en sus oficinas de Ramat Gan (cerca de Tel Aviv) y Palo Alto (EEUU).

Onavo ha convencido a la popular red social gracias a su aplicación que analiza, transfiere y protege el consumo de datos móviles. Asimismo, tiene en cuenta la necesidad de reducir los enormes gastos de ‘roaming’.

Curiosamente, la idea de la creación de esta empresa nació en Barcelona. Al volver de la ciudad catalana, el hermano de Rosen recibió la abultada cuenta de teléfono. Algo había que hacer, pensó el hermano.

“Hace tres años iniciamos nuestro camino con el objetivo de ayudar a los consumidores de la tecnología de hoy  y a las empresas para trabajar con mayor eficacia en el mundo del móvil”, escriben Rosen y Tiger en su blog.

En febrero, presentaron Onavo Insights, una especie de guía de popularidad del uso de aplicaciones en el ‘smartphone’. Asiste, pues, a utilizar de forma más inteligente sus conexiones.

Facebook espera de esta forma mejorar su rentabilidad y dar mejores servicios en los que se refiere a  los hábitos de consumo de los usuarios.

El ‘software’ diseñado que lleva su nombre está disponible en iOS y Android y precisa de un proxy que redirige los datos a través de los servidores de para comprimirlos y posteriormente se envían al operador. Es decir, llega  con un volumen menor.

Gili Raanan, uno de los primeros inversores en la idea de Onavo, destaca al diario Yediot Ajaronot que “se trata de un ejemplo maravilloso de reducción de gastos en el acceso a Internet. Los chicos han construido un proyecto muy bueno. La compra de Facebook que identifica el potencial del ingeniero israelí es muy importante para nuestra industria.

Los directivos aclaran que,  pese a la compra, seguirán trabajando también de forma separada a la corporación estadounidense. Onavo se convierte así en la tercera empresa israelí fichada por Facebook tras Snaptu y Face.com. A diferencia de éstas dos, los empleados en Israel de Onavo no deberán trasladarse a Estados Unidos.

Como en junio cuando Google adquirió la exitosa y popular aplicación de navegación israelí Waze, la prensa en Israel se hace eco del nuevo éxito. Incluso el primer ministro, Benjamin Netanyahu, se ha referido al acuerdo con Facebook en su discurso de apertura de la sesión de invierno del Parlamento israelí. Según él, la ‘start up’ “es otro ejemplo de la creatividad de los emprendedores israelíes”.

Asimismo, consideró que “Israel está entre los cinco países mejor preparados en Ciber. Y puedo decir que no es el quinto”.

Con su nuevo centro de investigación y desarrollo en Ramat Gan, Facebook se suma a las grandes empresas (Samsung, Google, Microsoft, Apple o Intel) que tienen presencia física, creativa y ejecutiva en Israel.

Aunque no hay anuncio oficial sobre  las cifras de  la compra, se cree que Rosen y Tiger se llevarán alrededor de 20 millones de dólares cada uno.  ¿Quién dijo que las ideas no pueden ser rentables?

Fuente: ElMundo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *