El mundo se llena de cambios veloces, si no cambiamos desapareceremos

“La gente corre, las marcas corren, el mundo corre, nadie sabe muy bien ni hacia donde ni por qué, pero corren…” Grandes cambios ocurren en el mundo, vivimos una verdadera revolución tecnológica, si ahora no nos adaptamos solo quedaremos como unos meros espectadores diciendo lo que pudimos hacer pero que no lo hicimos. Paremos un momento, veamos a donde corren y vayamos a la par, esforcémonos por estar entre los primeros.

Leí un artículo de Andy Stalman y quiero compartirlo, a la fecha que escribo este post ya pasaron 6 meses desde su creación, pero es igualmente inspirador y revelador la información que tiene.

El mundo se llena de contrastes, de cambios veloces. La relación entre marca y consumidor se transforma a un ritmo frenético, menos lo esencial. Las marcas sólo se hacen realidad en su relación con sus públicos. Por ello, cualquier acción relacionada con la imagen de una compañía debe tener en cuenta, de forma prioritaria, el factor humano. Cambian los detalles, los imperios, las relaciones, el cambio. Pare. Piense. Haga. Cambie.

Para cambiar hay que mover, para mover hay que querer, para querer hay que creer, para creer hay que cambiar.
Pare. Piense. Desconecte. Cambie. Pose su mirada en esa nube que pasa por ahí. Conéctese con ese árbol, con ese olor a pan recién horneado. Ayer, usted miró su móvil una media de 150 veces. Hoy invertirá una media de 8 horas en el mundo on line. Mañana usted recibirá más de 3.000 impactos de marcas que quieren convencerle de algo. Su inconsciente solo retendrá el 0,004%. Apple ya tiene preparados más de 15 millones de iPhone 5 para Septiembre. Sólo en el primer trimestre de 2011 se han activado más de 100 millones de smartphones. Hoy se enviarán y recibirán más sms que habitantes tiene el planeta, y por cada bebe que nazca se activaran tres smartphones. Hotmail, uno de los decanos del mundo digital cumple 15 años y nos hace sentir adultos.La gente corre, las marcas corren, el mundo corre, nadie sabe muy bien ni hacia donde ni por qué, pero corren. La vida concebida como una maratón se ha metamorfoseado en una carrera de 100 metros. Mientras la mayoría corre, otros ni siquiera han empezado a andar, pero hay un grupo reducido, que está mirando, observando, experimentando, tomando nota.Google+ alcanza los 20 millones de usuarios en dos semanas, y hasta hace poco nos asombraba que Facebook alcanzara una audiencia de 50 millones en ¡dos años! Aterriza el Atlantis y se cierra una era. China pasa de ser la 120ª economía del mundo en 1978, a ser la segunda en 2011; y en menos de 10 años India será el país más poblado de la tierra. Entre los dos, en 2021, tendrán el 40% de la población del planeta.Para ver todos los contenidos subidos hasta la semana pasada a Youtube necesitaríamos vivir 2.000 años. Apple bate todos los records de ventas, y de ganancias y el iPad, a solo 14 meses de su nacimiento ya genera el 1% de todo el tráfico web del mundo (2% en USA). El mundial de fútbol femenino logra el record de tuits por segundo desde el lanzamiento de Twitter. El 44% de personas hace “unlike” a las marcas en Facebook por ser muy pesadas al postear. El 52% de los usuarios de Facebook, el 33% de los de Twitter, el 7% de los de MySpace y el 6% de los de LinkedIn acceden al sitio a diario. La relevancia fue clave en la era de las búsquedas, las relaciones son clave en esta era social

El Presidente de Estados Unidos tuitea con sus ciudadanos y el CEO de Google asegura que el objetivo principal de su compañía es que la gente comparta on line de la misma manera que lo hace en el mundo real. La misma compañía que en 1999 tenía 8 empleados y 500 mil búsquedas/día, 11 años después cuenta con 28.768 empleados y 3.600 millones búsquedas/día. “La única razón para que el tiempo exista es para que no ocurra todo a la vez” aseguraba Einstein, con su sabiduría característica.

Pare. Piense. Conéctese, pero no a internet. Conéctese. Mire un rato por la ventana. Desconecte para conectar.

En Edimburgo termina una nueva edición de Ted Global. Yang Lan, la Ophra de China dice: “Ser diferente es bueno, puedes tener la oportunidad de marcar la diferencia”. Ser diferente es relevante, para las marcas que como las mencionadas han marcado la diferencia. No vale con decir, hay que hacer. No alcanza con tener un discurso, los hechos mandan. La gente cree en lo que ve. Un gramo de hacer vale más que un kilo de promesas. Si se quiere cambiar, hay que cambiar. Hay que hacerlo.

Para cambiar hay que mover, para mover hay que querer, para querer hay que creer, para creer hay que cambiar.
Es tiempo de establecer nuevas normas, nuevos formatos, nuevas estrategias. Las marcas deben humanizar su propuesta, su promesa y su interacción. Cumplir, generar confianza y, sobre todo, interacción. “Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir” declaraba de manera visionaria don Francisco de Quevedo.Conectarse a internet también está bien. No hay adictos a internet, hay adictos a la información. Las redes sociales hacen bien a la salud: “Usar los social media duplica o triplica los niveles de oxitocina” afirma Paul Zak. En el cerebro, la oxitocina (la “molécula del amor”), parece estar involucrada en el reconocimiento y establecimiento de relaciones sociales y podría estar involucrada en la formación de relaciones de confianza y generosidad entre personas. Paul Zak, el neuroeconomista, dijo en Ted Global que darse ocho abrazos por día hará de usted y del mundo un lugar más feliz. En esta misma edición de Ted se habló del social media como el catalizador del cambio social.El New York Times habla de que el choque de civilizaciones ahora es el choque de generaciones; y el Banco Mundial nos recuerda que a principios de los años 90 había 0.3 usuarios de internet por cada 100 personas. Hoy esas cifran se han incrementado a 27,1 por cada 100. Algunos achacan a Google y a Internet pérdida de la memoria. Nuestros nietos estudiaran esta época en sus libros de texto. Vivimos una verdadera re-evolución.Un gramo de tejido cerebral pesa más que 100 kilos de músculo. El cerebro será el gran territorio a descubrir.

Como apunta con sabiduría terrenal Sebastián Fernandez de Lara “la mujer consumidora es emocionalmente fiel y racionalmente práctica. Cuando la marca llega el vínculo es sólido”. Continua diciendo: “las mujeres, son prescriptoras, decisoras y decisivas. Las mujeres son las que mandan, las marcas deben tenerlo claro.” El 70% de las compras de bienes y servicios en España vienen precedidas de una consulta en Internet y el 80% de nuestras compras depende de las emociones. En esos porcentajes las mujeres reinan, definen y eligen.

Pare. Piense. Desconecte. Mire. Observe. Experimente y recuerde: Cambia, todo cambia y seguirá cambiando. Hasta el cambio, cambia.

Para cambiar hay que mover, para mover hay que querer, para querer hay que creer, para creer hay que cambiar.
Andy Stalman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *