En los últimos años, el sector de la publicidad ha evolucionado a un ritmo sin precedentes, auspiciada fundamentalmente por la evolución tecnológica, impulsada por la llegada de internet.

Ello ha provocado un aumento considerable de la cantidad de impactos que a diario reciben los usuarios, junto con la aparición de nuevos formatos, que acompañan a los usuarios permanentemente en su día a día.

Como resultado, los consumidores están expuestos constantemente a la publicidad, bien sea durante el consumo de contenidos, independientemente del medio seleccionado, en el trayecto diario a casa, o cuando se encuentran en pleno proceso de compra, a nivel físico u offline.

¿Hacia dónde evolucionará la publicidad, en un futuro próximo?

Según la opinión de los propios consumidores, recogida por Goo Technologies, la era del Big Data condicionará la estrategia publicitaria en el plazo máximo de 10 años. El 58% de los consumidores encuestados, los anunciantes contarán con más información personal sobre ellos, características sociodemográficas y pautas de comportamiento.

Hacia la publicidad orientada. Este mayor conocimiento del consumidor les permitirá segmentar a su público, con el fin de mostrar publicidad orientada, en función de sus intereses; ganando así en efectividad y mejorando la experiencia del cliente.

Asimismo, la tecnología permitirá hacer un seguimiento exhaustivo del cliente, a través de todo el ciclo de compra. El 43% considera que, con estos datos, las marcas podrán conocer su comportamiento online, y estimar sus intereses y pautas de compra.

De otra parte, los dispositivos móviles constituyen una fuente inagotable de información sobre el cliente, en tiempo real. La cual, unida a otros avances como los scanners de retina, o iBeacons, facilitarán a las empresas datos más que suficientes para hacer una completa radiografía de sus clientes (42%). Incluso los más atrevidos hablan de publicidad en la ropa (16%)

La tecnología influirá decisivamente en los formatos publicitarios. Los consumidores estiman que las tradicionales vallas serán animadas (44%), el vídeo relegará a los banners y demás publicidad de display (29%), mientras que el 3D marcará un antes y un después en los impactos publicitarios (34%).

Por último, una petición formulada por el 19% es que la publicidad llegue a ser más útil. Los avances tecnológicos y el mayor conocimiento del consumidor han de servir para ganar en calidad y efectividad, pero no solo desde el punto de vista de la marca, sino teniendo en cuenta la experiencia de usuario, sus necesidades concretas y expectativas.

Fuente: PuroMarketing

Suscríbete y Recibe Novedades

Suscríbete y Recibe Novedades

Ofertas y novedades lo recibirás primero en tu correo electrónico, llena tus datos ahora.

Excelente! te has suscrito correctamente.

Share This